FOCUS
Misterio detrás de los murciélagos
Estos mamíferos placentarios son portadores de enfermedades, como el Nipah que actualmente azota India. Sin embargo, también podrían ser fuente de cura. El biólogo Thiago Bernardi Vieira, de la Universidad Federal de Pará en Brasil, recibió la beca de investigación “Las especies de murciélagos menos conocidas de Brasil” para recopilar datos de los murciélagos de la selva amazónica. Estos son algunos hallazgos. (Fotos: Reuters)
En la Amazonia, hay innumerables especies de murciélagos autóctonas que siguen sin estudiarse o descubrirse. Y con los fondos un tanto limitados de que disponen los investigadores, los científicos no creen poder desentrañar los misterios del Amazonas a corto plazo.
Por razones como su gran número y diversidad, estos animales son un importante reservorio de patógenos que pueden enfermar a las personas, pero también curar.
Un científico de la Universidad de Brasilia analiza en microscopio las propiedades antibacterianas y anticoagulantes del veneno de los murciélagos.
“No sabemos nada”, afirma Vieira, quien recientemente obtuvo una inversión de 21,000 dólares para continuar su investigación. Y es que debido a la gran extensión de la selva amazónica, algunos científicos ven en Brasil la probable cuna de una futura pandemia.
Previous slide
Next slide
FOCUS
Misterio detrás de los murciélagos
Estos mamíferos placentarios son portadores de enfermedades, como la histoplasmosis, pero también son fuente de cura. El biólogo Thiago Bernardi Vieira, de la Universidad Federal de Pará en Brasil, recibió la beca de investigación “Las especies de murciélagos menos conocidas de Brasil” para recopilar información básica sobre los murciélagos de la selva amazónica. Estos son algunos de los hallazgos.
En la Amazonia, hay innumerables especies de murciélagos autóctonas que siguen sin estudiarse o descubrirse. Y con los fondos un tanto limitados de que disponen los investigadores, los científicos no creen poder desentrañar los misterios del Amazonas a corto plazo.
Por razones como su gran número y diversidad, estos animales son un importante reservorio de patógenos que pueden enfermar a las personas, pero también curar.
Un científico de la Universidad de Brasilia analiza en microscopio las propiedades antibacterianas y anticoagulantes del veneno de los murciélagos.
“No sabemos nada”, afirma Vieira, quien recientemente obtuvo una inversión de 21,000 dólares para continuar su investigación. Y es que debido a la gran extensión de la selva amazónica, algunos científicos ven en Brasil la probable cuna de una futura pandemia.