EN

|

ES

¿Cómo la salud de los océanos impacta en el blanqueamiento del coral?

El cambio climático ha elevado la temperatura de los mares, poniendo en riesgo a miles de organismos que dependen de los arrecifes.
Arrecifes impactados por el blanqueamiento del coral
Para 2050 los científicos prevén que hasta un 90% de los arrecifes de coral podrían desaparecer debido al aumento de las temperaturas en los océanos. (Foto: Getty Images)

Los arrecifes de coral, considerados los ecosistemas más diversos del mundo, se encuentran en peligro debido a que su supervivencia está ligada a la salud de los océanos, que durante los últimos años se ha ido degradando debido a la contaminación y al cambio climático.

En abril de 2024, la Oficina Nacional de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, advirtió que los arrecifes de coral de todo el mundo se enfrentan a un fenómeno de blanqueamiento global generado por las altas temperaturas oceánicas.

Este sería el cuarto fenómeno mundial de blanqueamiento de corales del que se tiene constancia y los expertos del NOAA prevén que sea el que genere mayores daños en los arrecifes en un periodo de un año. 

¿Por qué sucede el blanqueamiento del coral?

Hay diversos factores involucrados en el blanqueamiento del coral, pero el principal es la elevación de la temperatura de los océanos porque al aumentar, altera la relación simbiótica que existe entre los arrecifes y unas algas microscópicas llamadas zooxantelas, que son las que le proveen sus vibrantes colores. 

Las zooxantelas viven dentro de los arrecifes, “les proporcionan carbohidratos a través de la fotosíntesis, lo que permite que su anfitrión (el coral) dirija los recursos hacia el crecimiento y construya su esqueleto de carbonato de calcio. A cambio, este le proporciona a las microalgas, nutrientes y un entorno protegido”, explica en su sitio web el Reef Resilience Network.

Cuando se eleva la temperatura del mar, los arrecifes se estresan y expulsan a las microalgas, esto hace que el esqueleto de coral −hecho de carbonato de calcio− sea visible y por ello quede blanco. Al ocurrir este proceso, los corales pueden sobrevivir varios meses, pero si los factores que causaron la alteración persisten, no permitirán que vuelvan las zooxantelas y morirán.  

Aunque son la causa más importante, las temperaturas elevadas no son el único factor que influye en el blanqueamiento del coral. También impactan la alta radiación solar, la contaminación, los cambios en la salinidad, la sedimentación por actividades como el dragado, los cambios en la química del agua, la exposición al aire durante las mareas bajas y las enfermedades.  

¿Qué pasa con los arrecifes de la región?

La organización Healthy Reefs for Healthy People, que cada dos años elabora un informe sobre la salud de los arrecifes de coral en Mesoamérica, señala en su último reporte de 2022 que el 44% de los 234 sitios estudiados están en condiciones muy pobres de salud. 

Asimismo, menciona que los arrecifes de coral en situación crítica se duplicaron desde su último reporte publicado en 2020 y advierte de un brote de la Enfermedad de Pérdida de Tejido en Corales Duros (EPTC), también conocida como Síndrome Blanco, que afecta a los arrecifes en Mesoamérica:

“El brote actual de EPTC está diezmando especies críticas de corales constructores del arrecife, reduciendo la complejidad del hábitat y la producción de carbonato. Probablemente es la perturbación más letal en el Caribe”.

Otro factor que pone en riesgo la vida de los corales en la región es el crecimiento desmedido de las macroalgas que bloquean la luz solar, al respecto, el informe dice:

“Este aumento persistente de macroalgas carnosas está siendo alimentado por la contaminación de nutrientes y una baja herbivoría, amenazando así, el crecimiento coralino. El promedio del Sistema de Arrecifes Mesoamericanos es del 22%. Se necesita una disminución del 77% para obtener una ‘Buena’ calificación”. 

¿Qué son los arrecifes de coral y cuál es su importancia?

Además de embellecer los océanos con sus hermosos colores, “los arrecifes de coral son barreras naturales que reducen la fuerza de las olas y de las mareas de las tormentas, ayudando a que las comunidades costeras se mantengan más seguras”, explica en su sitio web el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés)

También son el hogar de “miles de animales como tortugas marinas, peces, cangrejos, medusas y estrellas de mar, que dependen de los arrecifes de coral, ya sea porque se proveen de alimento, se refugian de depredadores o los usan para desovar”, agrega el WWF.

Los arrecifes de coral son imprescindibles para mantener los ecosistemas y la biodiversidad del planeta porque alrededor del 25% de todos los organismos marinos dependen de ellos. Por lo tanto, el colapso de los arrecifes pone en peligro de extinción a especies que ya se consideran en riesgo.

No obstante su importancia ambiental y el impacto económico que genera su paulatina pérdida, los pronósticos no son alentadores sobre el futuro de los arrecifes de coral. 

De acuerdo con un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), los científicos calculan que −incluso si el calentamiento global se mantiene en 1.5°C− de 2019 (cuando se publicó el reporte) a 2050, hasta un 90% de los arrecifes de coral podrían desaparecer debido al aumento de las temperaturas en los océanos.

¿Qué podemos hacer para evitar el blanqueamiento del coral?

De acuerdo con la Healthy Reefs for Healthy People, las recomendaciones son:

  • Proteger el 20% del mar (gobiernos).  
  • Invertir en un adecuado tratamiento de aguas residuales (municipalidades y empresas).  
  • Prevenir desarrollos costeros masivos con daños irreparables (gobiernos y comunidades).  
  • Reducir nuestra huella de carbono (todos).  

¿Te interesó esta historia? ¿Quieres publicarla?  Contacta a nuestra editora de contenidos para conocer más [email protected].

Notas relacionadas
Videos
Reproducir vídeo

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!

Autor