EN

|

ES

Buscar

¿La Inteligencia Artificial nos roba la creatividad?

Esta imagen no es real. Fue creada con tecnología y ganó un concurso.
imagen de realidad virtual
La Inteligencia Artificial ha impactado el trabajo creativo, abriendo el debate sobre su uso y la eventual sustitución de los humanos. (Foto: DigiDirect 2023)

Una impresionante fotografía de una gran ola al atardecer tomada desde un dron, fue la ganadora del concurso DigiDirect 2023. Sin embargo, algo inusual ocurrió en la premiación. El concursante Jan Van Eyck no era real. Era arte con Inteligencia Artificial (IA).

Tampoco la fotografía era real. Todo fue parte de un experimento de la compañía Absolutely AI para demostrar que la capacidad de esta tecnología en el trabajo creativo, ya es también una capacidad aprendida por las máquinas.

La empresa que realizó el concurso no se pronunció al respecto, pero decidió abrir una nueva categoría llamada “Human vs Machine», destinada a premiar las mejores imágenes, sin importar si estas fueron creadas por un humano.

Arte con Inteligencia Artificial

Enrique Cortés Rello, director del Hub de Inteligencia Artificial del Tec de Monterrey, explica que estos sistemas, como el Chat GPT de la compañía OpenAI, son entrenados con bases de datos.

Para que funcionen, primero, se les da acceso a una fuente de contenido que ya existe y que fue creada −en su mayoría− por seres humanos.

Cuando una persona solicita a una IA que cree algo, tomará en cuenta ese contenido previo para generar una respuesta que pudiera acercarse a lo que está pidiendo.

“Lo que está generando una plataforma como esta es una ampliación de algo que ya se dijo y te lo regresa de una manera que parece hecha por un humano. No necesariamente es verdadero o falso, pero se lee como si fuera un humano”, añade.

Una de las preocupaciones de este proceso es el uso legal y ético de esas imágenes, textos, diseños y contenido que la IA utiliza como referencia, comenta el experto, en entrevista con TecScience.

Cómo regular la creación virtual

Cortés Rello señala que hasta ahora es imposible rastrear de dónde viene esa “inspiración” y, por lo tanto, no se le da crédito a los autores y mucho menos reciben una compensación por su trabajo.

Aunque la mayoría de estas compañías buscan usar bases de datos de libre acceso, es necesario un mecanismo que señale las fuentes que utilizó la IA para generar su contenido.

Otro de los cambios que se avecinan son las consideraciones éticas implicadas en el uso laboral de estas plataformas o incluso en centros educativos como las universidades.

Lo ideal sería expresar su uso dentro del proceso creativo y no utilizarlas para generar la totalidad del contenido.

Además de evitar que se oculte cuando se echó mano de la IA para desarrollar una tarea escolar o incluso un trabajo profesional. 

“Deberías poder usarlas y decir: ‘hice mi primer draft usando IA, pero luego ya lo arreglé’. Creo que eso es lo correcto, usar estas herramientas como un apoyo para tu propia creatividad”, advierte Cortés Rello.

Evolución del trabajo creativo

A las preocupaciones por el uso de inteligencia virtual en el área creativa también se suma la posibilidad de sustituir el trabajo que realizan fotógrafos, blogueros, músicos, diseñadores y más. Esto debido a que existen programas como Soundraw, que permite a los usuarios crear música con IA, solamente indicando género y estado de ánimo.

Otras plataformas como DALL-E y Midjourney permiten crear imágenes que se han viralizado en redes sociales, como una imagen del Papa Francisco usando un atuendo similar al de artistas urbanos, caminando por las calles de El Vaticano.

La plataforma de opiniones y selección de software Capterra hizo una encuesta a finales de 2022 a 185 empresas de mercadotecnia que ya están usando IA para crear contenido como escritura de textos en publicidad y correos electrónicos.

El 82% de los encuestados aseguran que ese contenido creado con IA es tan bueno o incluso mejor que el contenido generado por humanos.

Incluso, la compañía Microsoft anunció en enero de 2023 que enfocarían sus esfuerzos en el desarrollo de la Inteligencia Artificial, a la par que dieron a conocer que despedirían a 10,000 empleados.

Ante el aumento de estos sistemas superinteligentes, algunas compañías y organizaciones han tomado medidas para evitar su comercialización, mientras no exista un marco ético y de uso legal.

Una de ellas es el repositorio Getty Images que ha prohibido que el contenido creado con IA sea comercializado en su plataforma, manteniendo su sistema de regalías para quienes crean las fotos, videos e ilustraciones manualmente.

A esta empresa se han sumado otras como Newgrounds, un sitio web con animaciones, videojuegos y música, entre otro contenido.

La IA va a ser como Excel

Aunque estas inteligencias virtuales han avanzado considerablemente, Cortés Relló señala que todavía no son perfectas.

Incluso en la imagen del concurso australiano de fotografía, algunos elementos no se ven del todo reales, opina Cortés Rello. Si se quisiera mejorar, aún tendría que pasar por las habilidosas manos de un experto en edición de imágenes.

El director del Hub de Inteligencia Artificial del Tec señala que sí habrá cambios y, al igual que en la revolución industrial, algunos empleos se perderán, tanto industriales como creativos. 

Sin embargo, músicos, fotógrafos, pintores y redactores aún tienen que dar su toque final y su trabajo no ha sido, ni parece que será, sustituido por la IA.

“Dentro de unos años, todo el mundo va a decir ‘ya le entendí’ y la IA va a ser como Excel. Incluso ya está sucediendo, ya están integrando Inteligencia Artificial con Excel y Word. Pronto ya vamos a estar pensando en el siguiente paso”, explica Cortés Rello.

Notas relacionadas
Videos
Reproducir vídeo

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!

Autor

Picture of Asael Villanueva