EN

|

ES

Te explicamos qué es un NFT y cómo un tuit o un meme valen millones

En el mercado de subastas digitales hay personas dispuestas a pagar millones por una publicación que fue gratuita en redes sociales.
Ilustración del ciberespacio
Los aficionados ven en los NFT una alternativa a un mercado de colección frecuentemente no regulado. (Ilustración: Getty Images)

Decenas de miles de aficionados se lanzan a la plataforma Top Shot para comprar en línea fragmentos de videos de partidos de baloncesto, símbolo del éxito fulgurante del que gozan los objetos virtuales «NFT» entre unos coleccionistas que van desde los fans del deporte a amantes del arte.

Para el común de los mortales, se trata apenas de un clip de unos 10 segundos que muestra una acción espectacular de la estrella de la NBA LeBron James. Pero en Top Shot es un objeto de colección, vendido por 208,000 dólares.

¿Qué es NFT?

Esta secuencia de video es un «NFT» un «non-fungible token», o una ficha no fungible: un objeto virtual con identidad, autenticidad y trazabilidad –en teoría– incontestables e inviolables, gracias a la tecnología conocida como «blockchain», utilizada en criptomonedas como el bitcoin, ahora en pleno esplendor.

Lanzada a comienzos de octubre por la compañía Dapper Labs, en asociación con la NBA, Top Shot permite comprar y vender estos fragmentos de video, llamados «momentos», a precios variables según su rareza.

Dapper Labs concibe y después vende los clips, en cantidades variables que van de un único ejemplar a centenares de «momentos» idénticos. Una vez en la plataforma, pueden cambiar de propietario, de un coleccionista a otro, hasta el infinito.

¿Así será el futuro?

Tras un comienzo discreto, Top Shot ha explotado desde enero, al punto de generar más de 200 millones de dólares en transacciones desde el comienzo de 2021, indicó una portavoz de Dapper Labs.

Top Shot se acercaba el miércoles a los 100,000 compradores, según explicó. La página de valorización Momentranks estima el mercado actual en 1.8 millones de dólares.

Paradójicamente, la mayoría de estos fragmentos de video son visibles de forma gratuita en otros sitios de internet, principalmente en YouTube.

«Comprendo totalmente la reacción inicial, de decir ‘no lo entiendo’ o ‘parece estúpido'», afirmó Jonathan Bales, quien gastó 35,000 dólares para hacerse con un «momento» y escribe una tribuna de referencia en su blog Lucky Maverick.

«Pero, hay toda una generación de gente joven e inteligente que crecieron de una forma totalmente diferente a la tuya o la mía», añadió. «Que nosotros comprendamos o no el futuro no tendrá consecuencias sobre lo que ocurrirá», valoró.

«Abrí una cuenta, y de repente todo cuadró», recordó de su lado Steve Poland, creador del sitio Mighty Minted. «Esto es el futuro. Y es ahora. Así serán los artículos de colección en el futuro».

Los aficionados ven en los NFT una alternativa a un mercado de colección frecuentemente no regulado y opaco, ya sea de cromos de béisbol o de pinturas de grandes maestros.

«La tecnología es superior a la del mundo físico», consideró Poland. «Existen Picassos falsos, Van Gogh falsos. Pero, tenemos la confirmación de que estos son auténticos«.

¿Cómo un meme vale millones?

La sensación de Internet histórica, Nyan Cat, se vende por 590,000 dólares en una subasta en línea.

No fue el archivo .gif, que aún es reproducible y encontrado en todas partes en línea, pero su NFT.

Chris Torres, quien creó el meme hace 10 años, confirmó la venta y su papel en él sobre el correo electrónico. «Todavía soy relativamente nuevo en Crypto en general, pero veo todo su potencial», dijo Torres. La venta tuvo lugar en la Fundación Crypto Art Platform.

El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, puso a la venta el viernes su primer tuit subido a la red social y la oferta más alta recibida hasta ahora alcanza los dos millones de dólares, señal del apetito por estas piezas virtuales.

«Estoy creando mi cuenta Twitter», tuiteó el fundador de la plataforma el 21 de marzo de 2006.

Dorsey subió a la red social un enlace del sitio «Valuables», donde los internautas pueden hacer una oferta.

La más alta es de Justin Sun, fundador de TRON, una plataforma de blockchain, la tecnología principal usada para las criptomonedas, y propietario del sitio de transmisión BitTorrent.

«El creador de un tuit decide si le gustaría emitirlo en la blockchain para crear una versión única autentificada», explica el sitio de subastas de tuits.

Comprar un tuit significa adquirir «un certificado digital del tuit, único porque ha sido firmado y verificado por el creador», explica la compañía en su página de preguntas y respuestas.

El tuit de Dorsey permanece visible para todos, siempre que el propio autor o Twitter lo mantengan en línea.

Debut en Christie’s

Christie’s fue la primera gran casa de subastas que puso a la venta una obra NFT, The First 5,000 Days, del artista digital estadounidense Beeple.

Es «un punto de inflexión para el futuro de los nuevos medios e incluso para la forma de coleccionar en general», estimó Noah Davis, experto en Christie’s, en un comunicado.

La venta, que abrió con un precio de 100 dólares, ha escalado ya los 13.2 millones de dólares. El proceso debe durar hasta el 11 de marzo.

Noah Davis compara el surgimiento de esta forma de coleccionar con el del arte callejero, que pasó en apenas unas décadas de ser una práctica ilegal y repudiada a una corriente mayor del arte contemporáneo.

La creación basada en el NFT está –según él– «en proceso de convertirse en la próxima fuerza ingeniosamente disruptiva del mercado del arte«.

Más allá del sector de la creación, para Steve Poland el NFT tiene un gran futuro en el mundo de los deportes.

Poland considera que este nuevo mercado se apoyará inicialmente en las marcas fuertes, como la NBA, muy conocidas por el público y susceptibles de inspirar confianza en un universo completamente nuevo.

Y respecto al precio, ¿hay que temer violentas fluctuaciones, como con las criptomonedas?

«Algunos precios están un poco locos», y «habrá algún tipo de corrección» en algún momento, prevé Poland. «Pero creo que los precios actuales en Top Shot son baratos en comparación a lo que veremos en diez años», predijo.

Notas relacionadas
Videos
Reproducir vídeo

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!