EN

|

ES

¿Cómo enseñar medicina? Una investigación pendiente 

Uno de los retos que enfrentan las facultades que preparan al personal de salud es ahondar en la parte educativa
doctores y médicos en revisión
Gómez Restrepo aboga por continuar las investigaciones en las competencias pedagógicas para transmitir a los estudiantes las habilidades blandas. (Foto: Getty Images)

Uno de los grandes retos para las universidades que imparten la carrera de medicina es entender el ecosistema educativo de la disciplina.

De acuerdo con Carlos Gómez Restrepo, psiquiatra y decano de la facultad de medicina de la Universidad Javeriana, existe una carencia en la investigación de educación médica que ve fundamental comenzar a resarcir.

“El estudio de la investigación en educación no es lo suficientemente fuerte. El personal de salud cuenta con estrategias básicas en cómo pasamos revista, en enseñar cirugía, pero tenemos que empezar a publicar cómo lo hacemos con el fin de ayudarnos”, dijo Gómez Restrepo en el seminario convocado por TecSalud: Investigación Disruptiva en Centros Académicos de Salud.

Otro de los retos que enfrenta la investigación en las facultades de medicina es que los fondos para estos proyectos son cada vez más limitados y difíciles de obtener, afirmó el decano de la facultad, donde estudian 1,200 alumnos de medicina, de los cuales 450 participan en semilleros de investigación.

Para alcanzar estos objetivos, es necesario el trabajo en equipo de distintas disciplinas e incluso, uno de las materias que se han implementado en las carreras se centra en mejorar la comunicación entre estudiantes y profesionales de la salud.

“Hace un tiempo se llamaban habilidades blandas, pero realmente son las duras. Alguien que no sepa comunicar no puede ser un buen profesor y sin esto, tampoco puede existir una buena investigación”, dijo Gómez Restrepo.  

El objetivo es que los médicos logren equilibrar las materias y la investigación, fomentando un ambiente amigable en el que también desarrollen competencias pedagógicas. Para el decano, es importante permitir que los estudiantes e investigadores de posgrado dispongan de tiempo suficiente para asimilar lo aprendido.

“A veces les damos tanto que no dejamos tiempo para pensar. Un psicoanalista que fue docente mío me decía que hay que dejar tiempo para que las personas puedan pensar”, dijo. 

¿Te interesó esta historia? ¿Quieres publicarla?  Contacta a nuestra editora de contenidos para conocer más [email protected]

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!

Autor