EN

|

ES

Celulares y computadoras “con medida” presentan pocos riesgos para los niños y niñas

En los últimos años se han realizado investigaciones para entender el efecto de las pantallas entre los menores de edad.
imagen de un niño viendo un ipad
¿iPad para los niños? Te contamos qué dicen los estudios. (Foto: Getty Images)

La revista de psicología Nature Human Behaviour publicó una revisión de estudios sobre el impacto de los dispositivos móviles en la vida de los niños y las niñas, concluyendo que los efectos negativos son menores cuando hay acompañamiento de adultos y se utilizan con moderación y objetivos concretos para el desarrollo infantil. 

Este trabajo recoge los resultados de 2,451 estudios relacionados con este tema y la participación de casi dos millones de menores de 18 años.

“Hoy, los mismos argumentos que antes se esgrimían contra la lectura, la escolarización y la radio, ahora se utilizan respecto al uso de pantallas en televisores, teléfonos móviles y computaduras”, se lee en la introducción del estudio Una revisión general de los beneficios y riesgos asociados con las interacciones de los jóvenes con las pantallas electrónicas, publicado el pasado 13 de noviembre. 

El uso del celular en niños

En los últimos años, especialmente a partir del confinamiento social por la pandemia, se han realizado investigaciones para entender el efecto de las pantallas entre los menores de edad.

Taren Sanders, investigador de la Universidad Católica de Australia y autor principal de la nueva investigación paraguas, explica que sus conclusiones “deberían tranquilizar a los padres”.

El investigador señala que −al igual que con la televisión− a mayor exposición a las pantallas habrá una repercusión en la capacidad de lectura y escritura, pero cuando el programa televisivo es educativo o si el niño lo ve con uno de sus padres, hay efectos positivos en su alfabetización y en el desarrollo de habilidades lingüísticas.

Riesgos moderados

Consultado sobre el estudio recientemente publicado por Nature Human Behaviour, José César Perales, catedrático de Psicología en la Universidad de Granada, explica que los resultados finales coinciden con los de las investigaciones previas de mayor calidad y cuestionan a las investigaciones de calidad más dudosa. 

“La conclusión principal es que los riesgos del uso de pantallas son, en general, cuantitativamente pequeños o moderados en promedio y, sobre todo, muy heterogéneos”, advierte Perales. 

Explica que los riesgos del tiempo de pantallas implican “variables moderadoras”, es decir, que guíen el uso de la tecnología respecto a si el menor es supervisado o no, su edad y su género, así como qué actividades concretas realiza el infante dentro del entorno digital.

“(El estudio) pone de manifiesto que el alarmismo sobre el uso de pantallas está actualmente injustificado con la evidencia en la mano, y es una cuestión más ideológica que científica”, agrega Perales. 

Sobre el uso adecuado de los dispositivos móviles, la Academía Americana de Oftalmología recomienda que la exposición a las pantallas sea a más de 30 centímetros. También aconsejan salir al sol, mínimo, 1 hora al día para aumentar los niveles de vitamina D que permite preservar las funciones visuales de la retina.

Esto sumado a utilizar la técnica 20-20-20 para descansar la vista, esto es hacer una pausa de las pantallas cada 20 minutos para, durante 20 segundos, fijar la mirada en un objeto que se encuentre a 20 pies (6 metros de distancia).

Sobre las medidas que se deben tomar para disminuir los riesgos negativos de las pantallas, Marta Ferrero, profesora en Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, explica que aún es necesario hacer más estudios con muestras poblacionales amplias y diferentes, así como con herramientas tecnológicas específicas (como la realidad aumentada) para poder informar de manera asertiva sobre las implicaciones de las pantallas en la práctica educativa y en materia de salud.

“Creo que la principal novedad (del estudio paraguas), es hacer una llamamiento a la prudencia ante los mensajes tan drásticos que se están lanzando en diversos medios de comunicación y redes sociales”, comenta Ferrero. 

Notas relacionadas
Videos
Reproducir vídeo

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!

Autor

Delia Angélica Ortiz