EN

|

ES

FLiRT, las nuevas cepas de Covid-19 que encienden las alertas en Estados Unidos

En el mes que la OMS y la FDA deciden la formulación de las vacunas para otoño, repuntan los casos de la nueva variante.
imagen de un coronavirus
La variante KP.2, perteneciente a las nuevas cepas FLiRT, ha pasado de 4% de las infecciones en EU en marzo a 28.5% en las últimas dos semanas de mayo. (Foto: Getty Images)

El SARS-CoV-2, causante de Covid-19 sigue mutando y sus últimas variantes han puesto en alerta a las autoridades sanitarias de Estados Unidos, pero ¿qué sabemos de las nuevas cepas, conocidas como FLiRT?

“Para comprender mejor cómo surgieron las cepas FLiRT, podría ser útil ver cómo el virus ha cambiado con el tiempo, formándose nuevas variantes a medida que surgieron mutaciones en su código genético”, señala la Universidad de Yale en un texto publicado en su sitio web. 

Según el texto, Ómicron es una variante del SARS-CoV-2 que se afianzó en EU en 2021 y comenzó a generar subvariantes propias. Una de estas fue la JN.1, que se identificó en septiembre de 2023 y se propagó por todo el país durante los meses de invierno, lo que provocó un aumento en las hospitalizaciones por Covid-19.

El área de medicina de Yale explica que la JN.1 también tiene descendencia: las subvariantes FLiRT son derivadas de una llamada JN.1.11.1.

¿Qué son las cepas FLiRT y dónde surgen?

Sabemos que las FLiRT provienen de la variante Ómicron, específicamente de la JN.1.11.1 y tienen dos mutaciones en sus proteínas de espiga (las protuberancias en la superficie del virus) que no se observaron en la JN.1. 

“El término FLiRT se utiliza para describir a toda una familia de variantes diferentes (incluidas KP.2, JN.1.7 y cualquier otra variante que comience con KP o JN) que parecen haber adquirido de forma independiente el mismo conjunto de mutaciones. A esto se le llama evolución convergente”, menciona la Universidad Johns Hopkins en su sitio web.

No se sabe exactamente dónde surgieron las FLiRT, pero los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos detectaron estas cepas, por primera vez, en aguas residuales y desde entonces, se han identificado en otros países como Canadá y Reino Unido.

¿Por qué las cepas FLiRT encendieron las alertas en EU?

El 13 de marzo, la Universidad Johns Hopkins publicó: “a finales de marzo, la variante KP.2 causaba alrededor del 4% de las infecciones (por Covid-19) en EU, mientras que su cepa parental, JN.1, causaba más del 50% de los contagios en ese momento. A principios de mayo, KP.2 representa alrededor del 28% de las infecciones, superando a JN.1 como variante dominante”.

Los últimos datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, que hacen el corte de información del 11 al 25 de mayo, muestran que en una semana la variante KP.2 pasó del 20.5% al 28.5% de contagios.

Esta gráfica muestra el avance de la variante KP.2 durante las últimas semanas en Estados Unidos. (Foto: CDC)

La prevalencia de esta variante llega en un momento crítico, cuando los expertos están decidiendo cómo formular las vacunas de Covid-19 para el próximo otoño.

¿FLiRT afectará la formulación de vacunas?

Andy Pekosz, profesor de Microbiología e Inmunología Molecular de Johns Hopkins, dijo en una entrevista publicada en el sitio web de la Universidad, que “el año pasado, las vacunas se basaron en la variante XBB.1.5 y, solo unos meses después, la variante JN.1 se convirtió en la variante dominante en EU”.

Entonces, “es probable que este 2024 surjan nuevas variantes de Covid-19 después de que se tome una decisión, tal como ocurrió el verano pasado, pero el objetivo sigue siendo seleccionar una formulación que, cuando llegue el otoño, se acerque lo más posible a las variantes circulantes”.

El académico explicó que es durante este mes que órganos rectores como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos recomiendan una formulación actualizada para las vacunas de Covid-19, que se lanzan a principios de otoño porque en invierno es cuando repuntan los casos. 

“A finales de abril, la OMS anunció que su grupo asesor sobre la vacuna para Covid-19 aconseja utilizar el linaje JN.1 como antígeno para las próximas formulaciones de la vacuna y todas estas variantes de FLiRT están dentro de la familia de JN.1”, señaló Pekosz.

“Aquí en EU, la FDA pospuso su reunión para determinar la vacuna de otoño de 2024 de mediados de mayo a principios de junio. Eso les da más tiempo para ver cuál de las variantes FLiRT se está convirtiendo en la dominante para poder ajustar la recomendación de la OMS a lo que anticipan que será más prominente en el otoño”, agregó. 

¿Cuáles son los síntomas de FLiRT y cómo nos podemos cuidar?

Los expertos de Johns Hopkins y Yale señalan que los síntomas no son diferentes a los presentados en otras variantes, “seguimos viendo enfermedades más leves, pero probablemente no se deba a que el virus sea más leve, sino a que nuestra inmunidad es mucho más fuerte ahora. Después de años de vacunas e infecciones, la mayoría de la población está en mejores condiciones de combatir una infección sin tanta preocupación por una enfermedad grave”.

El periodo de infección de FLiRT sigue siendo el mismo que el de JN.1 y las variantes Ómicron anteriores. Asimismo, antivirales como Paxlovid aún son los fármacos más recomendados para personas de alto riesgo porque aún funcionan contra la variante JN.1.

Algunas de las recomendaciones son:

  • Tener pruebas rápidas en casa, por si se presentan síntomas
  • Estar atento a las autoridades locales de salud
  • Hacer reuniones en áreas ventiladas

Notas relacionadas
Videos
Reproducir vídeo

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!

Autor