EN

|

ES

Buscar

El primer Centro de Tumores Cerebrales en México

El Centro de TecSalud cuenta con la tecnología necesaria y un grupo de expertos enfocados en atender pacientes con este padecimiento.
imagen de doctores en el quirófano
"Nuestro objetivo es proporcionar el tratamiento más idóneo y actualizado para cada caso", dice Enrique Caro. (Foto: cortesía de TecSalud)

Ser diagnosticado con un tumor cerebral puede ser una de las experiencias más confusas y atemorizantes que una persona experimente. Como se trata de uno de nuestros órganos más importantes, esto puede ocasionar miedo y desesperanza.

Ahora, existe un lugar que se enfoca −exclusivamente− en atender pacientes con este padecimiento y cuyo objetivo es brindar la mejor atención posible. Se trata del Centro de Tumores Cerebrales de TecSalud.

“Queremos darle al paciente esa confianza de que será atendido por un equipo de expertos profesionales comprometidos con su recuperación, dice Enrique Caro, neurocirujano y director del centro en entrevista con TecScience.

Los tumores cerebrales representan una acumulación descontrolada de células aberrantes en el cerebro o sus cercanías, englobando aquellos en el cerebro, la médula espinal o los nervios periféricos.

En general, existen dos grandes tipos: los benignos y los malignos. A los malignos también se les conoce como cáncer cerebral y contienen células cancerosas, son de rápido crecimiento e invaden distintas áreas del cerebro. Los benignos no contienen células cancerosas y por lo general tienen un crecimiento lento que puede durar años.

En México, se registran alrededor de 30,000 casos de tumores cerebrales cada año.

Tumor cerebral: las maneras de tratarlo

En el Centro de Tumores Cerebrales, un grupo multidisciplinario e interdisciplinario de especialistas se encargan de analizar cada caso para encontrar el tratamiento ideal para cada paciente. “La idea es llegar a lo que se conoce como medicina personalizada”, explica Caro.

El tratamiento puede consistir en una cirugía para extirpar el tumor, radioterapia, radiocirugía o quimioterapia, o una combinación de varios, dependiendo del tipo de tumor.

Las cirugías se pueden dar en dos modalidades: con el paciente dormido o el paciente despierto. En el paciente dormido, este entra al quirófano, se le administra anestesia y se extrae el tumor con precisión, evitando tocar otras áreas del cerebro que podrían lesionarlo.

“Suelen ser cirugías largas que duran de cuatro a 10 horas, hemos tenido algunas de hasta 20 horas”, explica Caro.

En México existen alrededor de 30,000 casos de tumores cerebrales al año. (Foto: Cortesía TecSalud)

En el caso de las cirugías con el paciente despierto, este se anestesia inicialmente y abren el cráneo para llegar al cerebro. Después, el paciente despierta y se administra solo anestesia local para evitar el dolor, pero no suficiente para mantenerlo dormido. Durante la cirugía, los médicos le hacen preguntas, le piden que reconozca objetos o que cuente historias.

“En el caso de que el paciente sea músico, por ejemplo, podemos tener una guitarra en el quirófano para asegurarnos de no afectar las áreas del cerebro que se relacionan con sus habilidades”, dice Caro.

El tipo de cirugía que se utilice dependerá de la localización del tumor: si está cerca o no de áreas cognitivas relacionadas con el lenguaje, la memoria u otras habilidades, y de las características del paciente, como su estado físico y emocional.

Ambos tipos son poco dolorosos y los pacientes tienden a recuperarse rápidamente. De acuerdo con el experto, una cesárea duele más.

Un grupo interdisciplinario y multidisciplinario

El centro fue inaugurado el dos de septiembre de 2023 y está localizado en el Hospital Zambrano Hellion en Monterrey. Es el primero en México y lo que lo distingue es que reúne todo lo necesario para tratar tumores cerebrales en un solo lugar.

Para llegar al mejor tratamiento, utilizan un enfoque de planeación llamado tumor board, que está centrado en reuniones de un equipo de distintos expertos de la salud y especialistas para revisar cada caso, compartir resultados y monitorear el progreso de cada paciente.

“Participamos neurocirujanos, oncólogos, radioncólogos, pediatras, patólogos, radiólogos y más”, explica Caro.

Además, el centro cuenta con equipos de la tecnología más avanzada, como un microscopio robótico, un ultrasonido transoperatorio, neuronavegadores y quirófanos totalmente equipados.

Sus especialistas llevan más de 10 años trabajando con este tipo de tumores y se actualizan constantemente para estar a la vanguardia del tratamiento.

De acuerdo con Caro, algunos de los síntomas que podrían ser señales de alerta son: dolores de cabeza de mayor intensidad en la mañana, náuseas, problemas de equilibrio, parálisis facial, dificultad para hablar o deglutir, confusión y convulsiones.

Si una persona tiene la sospecha de que podría tener un tumor cerebral, el experto les invita a asistir al centro, donde serán atendidos con rapidez por un grupo de especialistas comprometidos.

“Todos vamos a cuidar de él y nos vamos a comprometer con su tratamiento y su atención”, concluye Caro.

Notas relacionadas
Videos
Reproducir vídeo

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!

Autor

Picture of Inés Gutiérrez Jaber