EN

|

ES

Buscar

Las mujeres que reciben remesas, más susceptibles a sufrir violencia: estudio

La investigación muestra que en los hogares donde las mujeres reciben estos recursos existe una mayor probabilidad de sufrir agresiones.
ilustración de una mano recibiendo dinero electronico en el celular
También se encontró que, en algunos entornos, puede ayudar al empoderamiento femenino. (Ilustración: Getty Images)

Las remesas y la violencia en pareja son dos temas presentes en México. Existe un estudio que prueba que hay una mayor probabilidad de violencia familiar en hogares mexicanos, donde las mujeres son quienes reciben las remesas.

Existen varias teorías al respecto; una de ellas propone que, cuando las mujeres reciben transferencias monetarias, su poder de negociación y empoderamiento aumenta dentro del hogar.

Mientras que otras teorías sugieren que, cuando las mujeres reciben remesas y aumenta su capacidad económica, los hombres ejercen violencia como un instrumento para extraer ese dinero.

Los investigadores Adán Silverio Murillo, profesor investigador de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública y José Roberto Balmori realizaron una investigación científica al respecto, en el que encontraron evidencia de una relación entre el monto de la remesa y la probabilidad de sufrir de este tipo de violencia. 

Las remesas y la violencia de género

En su trabajo Remittances and domestic violence, los investigadores abordaron las remesas desde ambos ángulos, tanto las teorías que señalan que un aumento del poder económico de una mujer aporta a su empoderamiento, así como el aumento de la violencia ejercida por los hombres para acceder a ese dinero

México es uno de los principales receptores de remesas del mundo, por lo que existen datos sobre el tema, los cuales fueron usados por los investigadores para el estudio, específicamente del año 2006 al 2016.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México, en 2021, más del 70% de mujeres mayores de 15 años han sufrido algún incidente de violencia y según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los hogares de 2006, 26% de las mujeres solteras y 35% de las casadas o unidas, han sido víctimas de violencia de pareja

Dentro de los resultados de la investigación de Murillo y Balmori, se señala que las mujeres que reciben remesas tienen un aumento en la probabilidad de ser víctimas de algún tipo de violencia por parte de sus parejas hasta en un 6%.

Este análisis también incluye el tipo de violencia que experimentan las mujeres que reciben las remesas, siendo un 6.2% de aumento en la violencia emocional, 4.3% en violencia económica, 2% en violencia física y 1.5% en violencia sexual.

También, los resultados de la investigación señalan que el tamaño de la remesa tiene un impacto directo: entre mayor sea la cantidad de dinero, es más posible que la mujer sufra violencia.

“Con este estudio nos dimos cuenta que nuestra hipótesis puede ser confirmada por estos datos. Es cierto que las remesas contribuyen al desarrollo de un país, pero también tienen consecuencias no deseadas que debemos tomar en cuenta”, señala Murillo en entrevista con TecScience.

Consideraciones e interrogantes de políticas públicas y sociedad en general

Murillo señala que uno de los factores que destaca del estudio es la existencia de factores que ocasionan este aumento de violencia.

Por ejemplo, es 10.3% más probable sufrir de violencia cuando en los hogares habita un hombre que no trabaja.

Murillo explica que no solo existen consecuencias de las remesas en el tema de la violencia familiar, sino también en otros problemas sociales.

Aumento en la obesidad y afectaciones en la escolaridad de los estudiantes son otros de los factores en donde las remesas tienen repercusión negativa.

“Casi nadie ha estudiado este fenómeno (ni en México ni fuera del país). Aquí en México teníamos datos del INEGI, pero también sería interesante ver qué pasa en China, India y otros países que también tienen un alto número de remesas o incluso en otros países latinoamericanos”, añade.

Al respecto de la tercera teoría, de que las mujeres que reciben dinero de remesas, aumentan su capacidad de negociación y −por ende− podría disminuir algún tipo de violencia de pareja, Murillo señala que no encontraron suficiente evidencia para respaldar esta idea. 

“Creo que los hacedores de políticas públicas deben tomar en cuenta esto y buscar mecanismos para hogares con remesas, como programas para incentivar al hombre a trabajar o disminuir el consumo del alcohol y así evitar estas consecuencias no deseadas de violencia”, finaliza Murillo.

Notas relacionadas
Videos
Reproducir vídeo

¿Te gustó este contenido? ¡Compártelo!

Autor

Picture of Asael Villanueva